jueves, 29 de octubre de 2015

Los chollos inmobiliarios pueden no ser tan chollo, según las Comunidades Autónomas.


Las haciendas autonómicas empiezan a mandar complementarias en las compraventas de inmuebles rebajados como consecuencia de la crisis.
La caída de precios en el sector inmobiliario favorecida por los grandes descuentos que ofrecen bancos y fondos de inversión sobre los inmuebles están disparando el número de casos de compradores que son requeridos por las haciendas autonómicas para hacer revisiones complementarias en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, por no tributar por el que las comunidades autónomas consideran como precio real.
El problema viene a la hora de la adquisición de la vivienda. Si está sujeta al pago de ITP, en muchos casos se escritura por menos valor del que la Administración Autonómica atribuye al mismo, si la compraventa ha tenido un gran descuento. Pero a la hora de tributar la Administración exige que se tribute por el que ellos atribuyen. Teniendo además en cuenta, que el valor que las haciendas de las comunidades autónomas estiman de las viviendas no se corresponde con la realidad actual del mercado inmobiliario.
Ante esta situación al ciudadano debe acudir al contencioso administrativo, solicitando la anulación de la comprobación de valores administrativa, por los muchos defectos de los que adolecen. O bien, solicitar una tasación pericial contradictoria a la propia, al mismo tiempo que se pide la suspensión del periodo recaudatorio.
Publicar un comentario