lunes, 22 de febrero de 2016

Peligros y trampas del plan de compensación a accionistas presentado por Bankia

Si bien, en términos generales valoramos positivamente el plan de compensación masivo presentado por Bankia, este contiene trampas y hay afectados a los que se sigue perjudicando y mucho. Pasados unos días hemos realizado un análisis de cada supuesto en el que se pueden encontrar los afectados.

Bankia hizo público este plan con el que pretende devolver a los afectados por la salida a Bolsa el 100% de su inversión más un interés del 1% anual como compensación. Ello es consecuencia de los constantes varapalos judiciales que la entidad financiera está recibiendo por la venta de acciones a más de 250.000 particulares en su salida a Bolsa, 

Según la entidad, podrán acogerse a este plan los particulares que adquirieron títulos durante la Oferta Pública de Suscripción (OPS) de acciones que Bankia realizó en su salida a Bolsa, incluso aquellos que las vendieron (la entidad les devolverá la diferencia entre la compensación que les corresponda y lo que obtuvieron al venderlas). El plazo para adherirse a este plan es de tres meses y el banco se ha comprometido a reintegrar la cantidad antes de transcurridos 15 días desde la presentación de la solicitud.

Supuesto 1: Quienes ya han reclamado judicialmente.

Para quienes hayan demandado judicialmente este plan supone un reconocimiento por parte Bankia de la irregularidad de su proceder y por ello del fundamento de las demandas, por lo que si hasta ahora todas eran estimatorias, ahora lo seguirán siendo con más motivo.

De hecho Bankia ha empezado a desistir de los recursos que tenía interpuestos contra las sentencias que la condenaban y pronto ni siquiera se opondrá a las demandas que se le formulen.

La entidad también dice que se podrán acoger a este plan quienes hayan reclamado por la vía judicial. incluso "en el caso de encontrarse en mitad de un proceso judicial". Para ello deberán desistir de seguir por la vía judicial. De hecho, está llamando primero que nadie a quienes han formulado demandadas. 

Ahora bien, la TRAMPA está en que si quienes han demandado a Bankia se acogen al Plan no solo perderán los intereses legales, desde la compra hasta la sentencia más los de demora desde la sentencia hasta el pago (ver explicación del apartado posterior) y las costas a los que los Tribunales están condenando a la entidad, si no que además tendrán que pagar el abogado y el procurador de Bankia.

Así lo establece el artículo 396 de la Ley de Enjuiciamiento Civil: "Si el proceso terminara por desistimiento del actor, que no haya de ser consentido por el demandado, aquel será condenado a todas las costas".

Para quienes han reclamado lo más interesante es continuar con los procedimientos hasta su finalización que dado el reconocimiento de hechos que ha hecho Bankia, va a ser muy rápido. 

Supuesto 2: Quienes no han reclamado todavía.

Estas personas deben estudiar qué importe de intereses legales de su inversión les correspondería ya que como se puede ver en la tabla siguiente los intereses legales desde la salida a Bolsa en 2011, son muy superiores al 1% anual que ofrece la entidad.


Si calculamos los intereses legales que se hubiesen producido en una situación normal desde julio de 2011 (se puede hacer la comprobación a través de http://www.jurisoft.es/herramientas/index.aspx?cualo=0) vemos que, por ejemplo, para una inversión de 3.000 euros los intereses judiciales ascenderían a 531,58 euros y en caso de que la inversión hubiese sido de 6.000 euros, los intereses llegarían a los 1.063,18 euros. Mientras que en estos mismos supuestos el interés que abonará Bankia será de tan solo 135 euros para la inversión de 3.000 euros y 270 en el caso de que la misma fuese de 6.000 euros. Ante estos cálculos tan sencillos vale la pena plantearse si la propuesta de Bankia resultará interesante.

A estas alturas imagino que más de una persona estará pensando, "vale, de acuerdo, pero ¿qué me dices de los gastos de abogado y procurador para demandar a Bankia?". Ante ello hay que decir, ahora, al haber reconocido con este nuevo plan de compensación los hechos, las costas judiciales si no se avienen a abonar lo que se les reclame judicialmente correrán a cargo de la Bankia también.

Por tanto, podemos deducir fácilmente, que una vez más Bankia no ha pensado en cuidar a sus usuarios, si no en evitar la avalancha de procesos judiciales.
Publicar un comentario