miércoles, 25 de mayo de 2016

El Consell admite que las miles de liquidaciones de Conselleria de Hacienda no son correctas



Por fin se ha reconocido que miles de liquidaciones giradas por la Conselleria de Hacienda en las transmisiones de inmuebles no eran correctas y ha decidido dejar de litigar en estos procedimientos, acogiendo el criterio del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV).

Durante muchos años la Conselleria ha estado cuestionando las declaraciones de los ciudadanos que tenían que pagar los impuestos de transmisiones patrimoniales (ITP) y sucesiones y donaciones (ISD) en base a valoraciones masivas informatizadas sin que perito alguno realizara una visita previa a los inmuebles, con la finalidad de aumentar la cantidad recaudada.

Como comentamos hace algunas semanas en los microfonos de la Cope Castellón, este sistema ha sido sistemáticamente declarado contrario a Derecho por el TSJCV, que ha afirma que las liquidaciones que gira la Generalitat, en relación al ITP y ISD, no se corresponde con el valor real de los inmuebles

Los recursos y pleitos provocados por estos desacuerdos entre los particulares y la Administración Tributaria, alrededor de 18.000, han colapsado la Sala de lo Contencioso Administrativo, saturando el TSJCV.

Ante las últimas sentencias del TSJCV que anularon las órdenes de 2013 y 2014 de comprobación de valores elaborada por el anterior Consell, la Conselleria se ha convencido de que no existe posibilidad de recuperar los 45 millones de euros en litigio por esos pleitos. Con esta decisión, el Consell se evitará el pago de 18 millones de euros en concepto de costas judiciales.
Esta es la primera vez que el Consell asume plenamente el criterio del TSJCV, que reclama que las comprobaciones se realicen mediante la visita efectiva de los especialistas a los inmuebles.

Lo que va a pasar a partir de ahora todavía es una incógnita, porque el Consell ha asegurado que va a fijar un sistema de valoración adecuado pero no ha informado de cuál será este procedimiento.
Como la Administración no tiene suficientes peritos para valorar todas las tasaciones inmobiliarias, es de esperar que acepte en la mayoría de los casos el valor de lo declarado y en los casos en los que haya sospecha de que el valor declarado es inferior al real, será entonces cuando envíen al perito.

Por tanto, toda aquella persona que ahora mismo tenga una comprobación de valores por una herencia o por una compra venta de un inmueble rústico o urbano, debería enviar un escrito a la Conselleria para que lo anule porque el Consell ha reconocido su error.

Evidentemente, si la persona interesada efectuó el pago de este impuesto en los últimos cuatro años y considera que la diferencia entre el valor tasado y el valor real es considerable, podrá presentar una solicitud de devolución de ingresos indebidos de naturaleza tributaria.
Publicar un comentario