viernes, 18 de septiembre de 2009

"Habemus" Plan para Justicia.

Por fin, y tras una nueva amenaza de huelga de los jueces para el próximo 8 de octubre, hoy esta previsto que el Consejo de Ministros apruebe el Plan para la Modernización de la Justicia.

A falta de conocer en detalle las medidas que contiene, el Secretario de Estado de Justicia anuncio ayer "el incremento mas llamativo de la historia" de jueces, fiscales y funcionarios y la implantación de un nuevo sistema organizativo para la oficina judicial, es decir para los juzgados. Cuestiones vitales pues si es cierto que hace falta más personal sin la introducción de formas de trabajo más eficientes poco adelantaremos.

Igualmente, por fin, se plantea la creación de un programa informático cuyo nombre será EJIS (Estrategia Judicial de Interoperabilidad y Seguridad) que permitirá intercambiar información entre los Juzgados dependientes del Ministerio de Justicia, los Juzgados de las Comunidades Autónomas y la Fiscalía. Espero que también conecte las bases de datos del Ministerio de Interior (Policía Nacional y Guardia Civil) y las de los Juzgados de cada Comunidad entre sí, puesto que están tan aislados los de las distintas autonomías como los de dos municipios de la misma.


Otra de las medidas con las que se pretende agilizar la Justicia es la creación de la figura del juez de apoyo o sustitución provincial. Estos serán jueces sin un Juzgado fijo pero con puesto estable en una provincia concreta que se dedicaran a ayudar a los Juzgados de esa provincia que por los motivos que sean (casos muy complejos y extensos, bajas de los jueces titulares, vacantes temporales por traslados, etc.) se queden sin Juez titular. Medida esta que puede ser muy acertada sí con ello se elimina la lamentable figura del juez sustituto, que para quien no los sufra, es un personaje al que prácticamente sólo se le exige estar licenciado en Derecho y que sin pasar por los tramites "normales" que permiten acceder a la carrera judicial, y por lo tanto sin la formación que estos requieren, se convierte en Juez sustituyendo a los jueces titulares de cualquier Jurisdicción, por lo que un día están resolviendo asuntos penales, otro civiles y al siguiente sociales.


Con este Plan también se pretenden agilizar informáticamente los tramites de los registros civiles, por los que todos los ciudadanos antes o después tenemos que pasar, ya que no tiene sentido que en el siglo XXI estos órganos trabajen con sistemas del XIX de espaldas a los avances informáticos.


Si estas medidas alcanzan los loables objetivos que pretenden beneficiarán tanto a los profesionales que trabajamos con la Administración de Justicia como a todos los ciudadanos. Como en alguna ocasión he comentado la seguridad jurídica, para la que es imprescindible una Administración de Justicia ágil, es imprescindible para que un país pueda ser considerado moderno y generador de confianza en propios y extraños, elemento básico del progreso económico que tanta falta hace en estos momentos.
Publicar un comentario