jueves, 4 de diciembre de 2008

Hombre bueno, hombre malo.

Este era el titulo de una antigua serie de televisión que alguno, suponiendo que haya alguien al otro lado, recordara si tiene algunos años, por lo menos tantos como yo.
Pues el otro día una comentario en la radio me la devolvió a la memoria. No era una critica de televisión, sino un programa de economía. Es que uno tiene unos gustos radiofónicos un poco extraños.
Estaban hablando que en estos tiempos de crisis económica todos los sectores empresariales piden ayudas a los gobiernos de turno, sosteniendo lo importantes que son para la economía nacional, regional o local , según los casos.
Al hilo de esto un contertulio explicaba, con una lógica aplastante, que había dos tipo de intervenciones económicas las buenas y las malas. Las buenas las que me beneficiaba directamente porque van al sector la que pertenezco y las malas las que se dan a otros sectores.
Pues eso intervencionismo bueno, intervencionismo malo.
Publicar un comentario